¿Por qué impartir arquitectura para niños en la educación primaria?


Durante el curso 2015, los alumnos de cuarto año de educación primaria del colegio Ceip Praza de Barcelos en Galicia (España) tuvieron la oportunidad de recibir dentro del horario escolar la asignatura de iniciación a la arquitectura, gracias a la iniciativa del proyecto español Arquitectura para niños.

“En la actual sociedad del conocimiento, el niño debe aprender a aprender, saber localizar y filtrar la información donde se dan contenidos significativos, para elaborar contenidos propios”, explica sobre su iniciativa el equipo liderado por Ana Barreiro, Marta Guirado y África Martínez.

Esta innovadora idea también forma parte, actualmente, del programa educativo obligatorio de varios países del norte de Europa, como Finlandia y Alemania; y a través de una experiencia plástica, a los niños les permite portar una reflexión sobre contenidos arquitectónicos y aprehender al mismo tiempo sobre Ciencias de la Naturaleza, Geografía, Matemática, Educación Artística e Inglés.

El programa se desarrolla bajo una metodología activa en donde los niños aprenden llevando a cabo actividades orientadas a profundizar contenidos específicos. Dentro de los siete módulos impartidos en España, los niños exploran las características de los materiales, portan una reflexión sobre el espacio y descubren el territorio en donde viven, se explica en Archdaily.

Así, de una manera lúdica y bajo un aprendizaje por descubrimiento los chicos logran formar un pensamiento crítico y convertirse en un agente responsable de su entorno.

Entre las actividades prácticas que realizan en las asignaturas de arquitectura para niños están: La construcción de un refugio y una maqueta, replanteo de una habitación y la medida de objetos cotidianos.

Según un estudio de la Universidad de Alicante, la formación de la persona en esta disciplina no debería estar únicamente reservada al alumnado de Arquitectura; pues la sensibilidad y el saber de los valores culturales que la componen, debería integrarse en el programa educativo desde los inicios del proceso educativo de la persona, esto es, en la infancia, lo que es hoy en día una realidad. 

Lo que creemos en Monarq sobre la arquitectura para niños en la educación primaria:

 

Arquitectura para niños en educación primaria.

En definitiva, la educación en el ámbito de la arquitectura, no solo desde una perspectiva físico-espacial sino también espiritual y socio-cultural, es indispensable para la formación de ciudadanos con mayor análisis y crítica sobre lo que sucede en la ciudad. Una sociedad consiente de su entorno en definitiva tiene como resultado una ciudad más amigable

En el caso de Ecuador, hace algunos años se discuten diversos proyectos de urbanismo sin mayor participación o de sus ciudadanos o conocimiento de profesionales en áreas afines a la arquitectura. Además se siguen erigiendo proyectos sin pies ni cabeza, que no cumplen con la dinámica y los valores estéticos de la visualización arquitectónica.

Pues se continua designando proyectos a dedo sin posibilidad a concurso, y obtenemos como resultado caprichosos errores de concepción, que pasan muchas veces desapercibidos por la falta de canales de opinión social y por el desconocimiento o ignorancia de la ciudadanía en el desarrollo de estas intervenciones urbanas.

Lo que es peor es que en muchos casos los mismos ciudadanos son incapaces de emitir valoraciones acertadas o pertinentes y terminan por aceptar con asombro y sesudo-satisfacción, disparates que no tendrían cabida en otras ciudades del mundo.

La educación en arquitectura tiene como objetivo preparar a los futuros ciudadanos para este tipo de consignas, llenarlos del bagaje necesario para la apreciación, discernimiento y capacidad de elaborar críticas constructivas sobre la valoración de su entorno urbano.

Son muchos los resultados positivos de implementar programas educativos de este tipo desde temprana edad; tales como: Despertar el interés artístico desde las primeras interacciones con la expresión visual y la composición, aprender sobre la importancia de la escala humana en la ciudad y sobre las emociones relacionadas directamente con el espacio.

Además de conseguir una juventud más consiente de la relación de lo construido con lo natural, más responsable con la manera en que se proyecta el desarrollo de nuestras ciudades, siendo más ecológica, sostenible, inclusiva, despierta y capaz de opinar y disentir con argumentos.

Así como también una sociedad del futuro más participativa y originadora de cambios positivos sobre la calidad de vida en nuestras ciudades, no simplemente espectadores resignados, letárgicos ante el acelerado desarrollo estéril impulsado por intereses ajenos.

 

Comentarios

Deja un comentario:     




Galo Vásquez Reply 19 octubre, 2016 at 3:16 am

Obviamente que la educación en todos sus niveles es uno de los importantes temas sociales que deben ser actualizados en pos de conseguir a mediano plazo una sociedad saludable. Atender los temas que a los seres humanos les van a servir a lo largo de toda su vida, experimentar con la siembra de árboles, compartir con la naturaleza, lo de la arquitectura, el ajedrez, la espiritualidad, la meditación, la mecánica cuántica, actualizar los libros de historia en donde aporta la versión alternativa, etc., sumado al hecho de la necesidad de la interactividad mental, la participación del (la) estudiante con su versión ante problemas planteados y todo mismo, en fin, la educación proyectada al uso del mágico e inagotable talento colectivo en la organización social, el recurso que la sabia naturaleza aprovisiona al ser humano para su caminar por la vida en evolución, como individuo, sociedad y civilización del cosmos.

j, edu. Reply 19 octubre, 2016 at 2:06 pm

Saludos, comparto mucho esta integración arquitectura - estudiantes escolares . Añado algo muy importante pues creo que ademas a lo positivo que se indica no olvidemos que el escolar a temprana edad desarrollaría mas los sentidos senso y psico motrices, esto le amplia mas la mente y por naturaleza su poder de abstracción y critica de todo su alrededor con bases estéticas. Gracias

Olger Chabla Muñoz Reply 19 octubre, 2016 at 2:12 pm

Muy buen artículo, estoy completamente de acuerdo que los conceptos básicos de arquitectura, vivienda urbanismo, ciudad, deberían ser conocidos y descubiertos durante todo el proceso de formación de nuestros niños y jóvenes, solo así lograríamos una verdadera participación de la ciudadanía en los procesos de desarrollo de nuestras ciudades.

Graciela Chiriboga Reply 22 octubre, 2016 at 3:01 pm

Yo soy arquitecta y me parece MUY INTERESANTE Y SENSATO este proyecto. Hice una maestría en arq. Bioclimática y, de acuerdo a lo aprendido, estas ideas son muy respetables. Me gustaría poder seguir recibiendo información sobre lo que va a seguirse presentando allá... LOS NIÑOS SON GRANDES MAESTROS. Les felicito.

Pepe Reply 23 octubre, 2016 at 11:06 am

Positivo mensaje que nos participan. La niñez esta con ese potencial de aprendizaje e inventiva. Oportunos momentos para guiar-incentivar en el niño la creatividad en todas las disciplinas.

ELCIRA GAMBOA JAQUE Reply 24 octubre, 2016 at 3:15 pm

Es muy importante que desde su inicio de su formacion se les faciliten crear ,para elaborar maquetas y organizar proyectos hacia el futuro de un buen vivirr y ser mejores., los felicitos es muy buena idea. que el ministerio implemente hoaras de arquit. desde el inicio escolar.