Los robots en la arquitectura contemporánea


La ferviente instalación de la robótica y las tecnologías de control computarizado en los procesos de diseño, fabricación y construcción de la arquitectura contemporánea ha crecido velozmente durante los últimos años.  Ante este nuevo escenario de avances tecnológicos, Monarq te muestra algunos de los nuevos procesos constructivos de inteligencia artificial:

Robot come hormigón.

Omer Haciomeroglu, estudiante en el Instituto de Diseño Umeå de Suecia ha diseñado ERO, un robot que recicla el concreto de forma energéticamente eficiente y la separa de barras de refuerzo y otros desechos en el lugar.

Las máquinas pesadas utilizadas en la demolición consumen grandes cantidades de energía y agua con el fin de convertir muros de hormigón en trozos pequeños y evitar la dispersión de polvo. ERO Concrete Recycling Robot permite desmontar de manera eficiente las estructuras de hormigón sin residuos, polvo o separación adicional.

robots en la arquitectura

Este robot inteligente tiene la opción de cambiar entre los modos de pulverización y deconstrucción inteligente, separando el hormigón paso a paso.

Robot refuerza hormigón y encofrado.

Desde 2015, Gramazio Kohler Research ha venido desarrollando el proyecto «Mesh Mould Metal«, incorporando el refuerzo del hormigón y el encofrado en un único sistema material fabricado por robots.

Este se desarrolló mediante un proceso de extrusión robótico para conformar una malla de polímero y posteriormente se centra en la traducción del proceso de extrusión a base de polímeros en un sistema de construcción de soporte de cargas, al replicar el proceso en metal.

Robots constructores.

Gracias a un nuevo robot llamado Hadrian X, pronto seremos capaces de construir una casa completa de ladrillo en sólo 2 días. Desarrollado por la empresa australiana Fastbrick Robotics, el robot gigante se monta sobre un camión y tiene la capacidad de mover hasta 1.000 ladrillos por hora. Su innovación está en una pluma telescópica de 30-metros, que permite que la base permanezca en una única posición durante todo el proceso de colocación de ladrillos.

Todo lo que necesitas es un archivo CAD con la estructura de la casa y Hadrian X se encarga del resto.

Otro robot constructor es SAM, que con capacidad para poner ladrillos 3 veces más rápido que un humano, este albañil robótico se encarga de las tareas repetitivas de la albañilería básica.

Mientras SAM se encarga de recoger los ladrillos, la aplicación de mortero y luego colocarlas en los lugares designados, su compañero humano maneja la configuración del lugar de trabajo, ubicando ladrillos en áreas específicas (por ejemplo, esquinas) y mejorando la calidad estética de la obra mecánica de SAM.

SAM puede alcanzar a distribuir un margen entre 800 y 1.200 ladrillos diarios.

robots en la arquitectura

Comentarios

Deja un comentario: